Company news

Learn more about our company

¿Necesitamos usar hashtags?

¿ Necesitamos usar hashtags? Uno de los temas que más dudas generan a la hora de establecer una campaña de marketing online es si  y, en caso afirmativo, como emplearlos de manera correcta para poder optimizar sus resultados. La verdad es que se usan desde hace años, pero aun hoy en día muchas compañías dudan a la hora de su aplicación en el mismo Twitter donde nacieron  y en otras redes. ¿No sabes si necesitas hashtags en tu campaña? Para responder a esta pregunta, primero debemos entender para qué sirven. En realidad, son un excelente recurso para agrupar algunos mensajes relevantes aparecidos en los social media, que tienen una relación directa con el producto o servicio que quieres promocionar y tu público objetivo. Los hashtags mantienen los mensajes siempre visibles a ojos de los usuarios que están en una plataforma determinada y les permiten acceder a ellos con un solo clic. Ten muy presente también que los hashtags se usan hoy en día en la mayoría de redes sociales, por lo que aplicarlos a tu campaña te ayudará a unificar tus campañas en diversas plataformas. ¿Se te ocurre una manera más simple y efectiva de impactar en tus posibles usuarios? Hasta aquí, podemos deducir que los hashtags pueden darte muchas ventajas en una campaña online, pero ¿qué puedes hacer con ellos? Si realmente quieres que tengan un efecto positivo a la hora de ampliar el alcance del contenido que generas, debes tener cuidado en usarlos. Para empezar, necesitas hacer un trabajo previo de investigación para asegurarte de que el hashtag que deseas usar no se ha relacionado antes con otros conceptos que puedan resultar contraproducentes para tus objetivos promocionales. De hecho, existen herramientas que te permitirán saber si el   que has elegido para tu campaña se ha usado antes, por ejemplo, para concienciar sobre algún desastre natural acontecido tiempo atrás. Asimismo, optimizar el hashtag que hayas decidido usar en tu campaña pasa por medir la exposición que vas a hacer de él. Ten en cuenta que relacionar varios con un mismo post en los social media puede acabar desviando la atención de tu público a diversos frentes y, por lo tanto, evitando que el contenido creado sea todo lo efectivo que deseas. Si usas un máximo de 3 hashtags por post, evitarás confundir a tus usuarios. Es importante que recuerdes para qué los usas: facilitar que tu público potencial recuerde tus mensajes comerciales y pueda localizarlos lo más rápida y eficazmente posible. Por lo tanto, para que sean efectivos necesitas que sean sencillos de memorizar y que sinteticen a la perfección la idea que quieres transmitir con tu campaña.

Cómo usar los social media en una estrategia de marketing online

Hace unos días, publicábamos un post en el que te definíamos los social media como un canal de recomendación, no de conversión directa. Esto implica que pueden jugar un papel importante en cualquier estrategia de marketing online, si aprendes a usarlos de manera adecuada y en el momento oportuno. Te damos unos consejos sobre cómo optimizar la presencia en las redes sociales de tu empresa a la hora de conseguir incrementar tus beneficios económicos. Para empezar, es necesario que conectes los objetivos de tu campaña de marketing online con los de social media, teniendo siempre presente que las marcas que triunfan son las que siempre están conectadas con sus usuarios, ofreciéndoles el contenido adecuado para ellos. Para conseguir esta conexión, es imprescindible que antes conozcas bien a tus usuarios potenciales. Por eso, necesitas comprender su contexto a la hora de comunicarte con ellos y saber integrarte en su conversación, creando el movimiento adecuado. Conseguirlo no es tan difícil como parece, porque puedes usar herramientas de social listening y monitoring, que et darán la información necesaria para definir tu estrategia de engagement. El tercer paso para conseguir que la presencia en las redes sociales de tu marca te ayude a incrementar sus ventas es definir el tema de conversación más adecuado entre empresa y usuarios, para intentar atraer su atención. ¡Recuerda que el engagement es básico para hacer funcionar una estrategia de marketing! Llegado a este punto, ya ha llegado la hora de que elijas las redes sociales para trabajar que sean más adecuadas para tu audiencia, y te permitan ofrecerle contenido de calidad o un servicio extra que pueda convertirse en el valor añadido que te haga destacar por encima de la competencia. De todos modos, ten en cuenta que el proceso para ‘arrastrar’ a tus clientes potenciales a tu marca debe ser gradual. Convertirlos de simples usuarios de Internet a clientes  y fans de la marca implica que pasen por diversos leads de engagement. Además, la fase de decisión de compra, por la que todos pasamos en un momento u otro, puede implicar el paso de días o semanas. Por lo tanto, necesitamos ofrecer a los posibles compradores una comunicación personalizada, que le permita tomar la decisión adecuada de compra. Por supuesto, el uso de los social media no puede restringirse hasta únicamente el momento de la compra. También puedes, y debes, usar tu presencia en las redes para retener a tus clientes, poniendo en marcha una estrategia de fidelización que consiga convertir su experiencia de compra y de relación con tu marca en algo positivo que desee repetir.

La utilidad de las redes sociales

 

Al iniciar la planificación de una campaña de marketing digital, una de las decisiones a las que sin duda tendrás que enfrentarte es la elección de los canales que te serán más válidos para conseguir tu objetivo final: la conversión y las redes sociales son uno de ellos.

 

El papel de las redes sociales es cada vez más reconocido en este sentido, aunque en la mayoría de ocasiones tendemos a pensar solo en los clásicos Facebook y Twitter, olvidándonos de todo lo que puedes aportarnos las demás, especialmente Youtube.

 

Antes de analizar el papel concreto de los social media a la hora de generar ventas, no podemos dejar de mencionar un dato importante: se considera que las redes sociales en su conjunto tienen una incidencia de casi el 90% en la generación de conversiones asistidas de compra.

 

Sin duda, una cifra así hace que merezcan un papel destacado en cualquier estrategia de marketing online.

 

Asimismo, las redes sociales no son solo importantes a la hora de culminar con éxito un proceso de compra, sino también al principio. Su peso a la hora de generar awareness - es decir,  ayudar al lanzamiento de un producto – es igual o más decisivo.

 

De hecho, algunos expertos en marketing digital consideran que son esencialmente un canal de recomendación, más que de conversión directa.

 

Las redes sociales pueden ser consideradas como el ámbito de acción más eficaz para los influencers, que de alguna manera ‘empujan’ a sus seguidores a realizar la conversión a compra en el canal adecuado.

 

Social Media Redes Sociales

 

El papel específico de Youtube en las redes sociales

 

Esta idea se refleja de manera especialmente clara en Youtube, que no es ni mucho menos un canal de ventas para ningún producto, pero sí un medio muy adecuado para crear tendencia.

 

Dentro de las redes sociales, Youtube siempre ha tenido su propia personalidad y hasta ahora parecía un poco alejado de Facebook y Twitter en el ámbito de las estrategias digitales.

 

Sin embargo, las últimas estadísticas indican que es la más efectiva tanto en la generación de awareness como de conversiones.

 

La verdad es que motivos no le faltan para ser tan efectivo, simplemente teniendo en cuenta que cuenta con más de mil millones de usuarios únicos al mes. De hecho, está prácticamente al mismo nivel que Facebook en Estados Unidos.

 

El fenómeno creciente que son los Youtubers en los últimos tiempos ha hecho de esta red social una de las plataformas de lanzamiento con más proyección en la actualidad, y la verdad es que muchas estrategias de marketing digital ya contemplan a Youtube como uno de sus protagonistas principales.

 

Sin duda, sus posibilidades de futuro son el reto a estudiar en los próximos tiempos, especialmente en el ámbito de las compras impulsivas de bajo precio.