¿Para qué sirve un dashboard en analytics?

¿Para qué sirve un dashboard en analytics?

Quien más quien menos ha oído hablar de los dashboard analytics y de su papel en las estrategias de campañas digitales, pero la verdad es que este es uno de los conceptos que menos se conoce en el mundo online. Merece la pena saber qué podemos conseguir realmente con este recurso.

¿Qué es un dashboard realmente? Se trata de, ni más ni menos, que una representación gráfica de los indicadores de negocio de una empresa. Usándolo, se puede trabajar con los datos generados por un negocio y transformarlos en información útil para conseguir sacarle partido.

Con esta definición, es evidente que un dashboard puede resultar muy útil a la hora de planificar una estrategia de marketing online, ya que permite reflejar de manera gráfica todos esos datos que nos permiten tomar decisiones en una campaña de marketing online. De hecho, podríamos decir que nos ‘obliga’ a enfrentarnos a las principales variables que afectan a nuestro negocio. Por eso, es importante que refleje de manera clara todos los datos que incluye. Y no solo eso: también debe recoger un análisis sobre lo que se puede deducir de los datos expuestos, en el que se recomienden acciones concretas a hacer.

La relación entre los dashboard y la analítica web es obvia, teniendo en cuenta lo dicho hasta ahora.  Usar un dashboard estratégico como base para tomar decisiones de una campaña de marketing online es básico para poder encontrar los motivos de cualquier acción que tomemos en una estrategia digital.

Eso sí, para que un dashboard nos resulte una herramienta realmente útil en nuestra estrategia de marketing online es importante que tengamos claro que no es un espacio para el análisis de un punto o acción a tomar en concreto. Un buen dashboard debe ser un reflejo de todos los indicadores entorno a los que gira un negocio digital. De esta manera, podremos encontrar el origen de las necesidades de nuestra estrategia. Y no podemos olvidar que esta información es básica para que tomemos decisiones.

Un buen dashboard estratégico, que nos resulte útil en analítica web, refleja los hechos, su origen y consecuencias. Manejando toda esta información, podremos deducir las recomendaciones necesarias para mejorar los errores de estrategia de nuestra campaña.  Una vez llegados hasta este punto a través del uso de un dashboard, llega el momento de empezar a analizar con detalle qué ha causado el problema detectado y buscar las soluciones adecuadas. Y para esto, nada mejor que recurrir a informes y acciones concretas, ya sea en Adwords o cualquier otro ámbito del marketing digital.

Comparte en redes sociales