La Compra Programática

La Compra Programática

¿Por qué optar por la compra programática?

La búsqueda constante de herramientas que nos permitan conseguir el mayor impacto positivo en los usuarios ha hecho que los expertos en marketing online orienten su mirada hacia la compra programática, como uno de los recursos más eficientes a la hora de conectar con su audiencia potencial. Pero, ¿por qué ha conseguido consolidarse esta tendencia hasta hace poco tiempo considerada como solo una opción de futuro?

Los usuarios de cualquier marca no deben verse solo como los responsables de las conversiones finales. También son una fuente de información muy importante y constante sobre la propia marca. Por lo tanto, sacar el máximo partido del data generado por la interacción entre consumidores y empresa debe convertirse en uno de nuestros mayores objetivos. Y las plataformas de compra programática son el mejor ejemplo de ello.

De hecho, las grandes compañías ya están trabajando en sus propias plataformas de compra programática y trabajando en sistemas tecnológicos que permitan la gestión provechosa de todos los datos sobre si mismas generados por sus propios usuarios.

¿Cuál es el fruto de todo este proceso? Básicamente, que las compañías que optan por la compra programática son capaces de impactar en unos usuarios concretos, y en un lugar y momento concreto. Esta es la esencia de lo que conoce como Real Time Bidding, cuya clave es un modelo de atribución dinámico, integrado dentro de una estrategia global digital.

La necesidad de conseguir la máxima eficacia posible en nuestra estrategia de marketing online debe hacernos mirar hacia la  compra programática y a su capacidad para impactar en el usuario logrando la mayor afinidad posible. En este sentido, el papel de las agencias es fundamental, ya que permiten unificar los recursos desde su perspectiva de expertos en conocimiento de gestión estratégica global de cualquier campaña.

De todos modos, la compra programática no tiene aun todo su camino andado. De hecho, tiene ante si retos tan importantes como  garantizar su seguridad y transparencia, mejorar la visibilidad y colaborar con otras entidades en el brand safety. Asimismo, no se pueden olvidar algunos de los obstáculos más habituales a los que debe enfrentarse la compra programática, como la falta de perfiles de trading y de data analyst y la necesidad de ajuste casi continuo del pricing.

De todos modos, no hay que negar el éxito de muchos casos de compra programática llevados a cabo por muchas empresas que han sabido planificarse por audiencias y conseguir de esta manera la mayor cobertura posible.

Comparte en redes sociales