Cómo usar los social media en una estrategia de marketing online

Cómo usar los social media en una estrategia de marketing online

Hace unos días, publicábamos un post en el que te definíamos los social media como un canal de recomendación, no de conversión directa. Esto implica que pueden jugar un papel importante en cualquier estrategia de marketing online, si aprendes a usarlos de manera adecuada y en el momento oportuno. Te damos unos consejos sobre cómo optimizar la presencia en las redes sociales de tu empresa a la hora de conseguir incrementar tus beneficios económicos.

Para empezar, es necesario que conectes los objetivos de tu campaña de marketing online con los de social media, teniendo siempre presente que las marcas que triunfan son las que siempre están conectadas con sus usuarios, ofreciéndoles el contenido adecuado para ellos.

Para conseguir esta conexión, es imprescindible que antes conozcas bien a tus usuarios potenciales. Por eso, necesitas comprender su contexto a la hora de comunicarte con ellos y saber integrarte en su conversación, creando el movimiento adecuado. Conseguirlo no es tan difícil como parece, porque puedes usar herramientas de social listening y monitoring, que et darán la información necesaria para definir tu estrategia de engagement.

El tercer paso para conseguir que la presencia en las redes sociales de tu marca te ayude a incrementar sus ventas es definir el tema de conversación más adecuado entre empresa y usuarios, para intentar atraer su atención. ¡Recuerda que el engagement es básico para hacer funcionar una estrategia de marketing!

Llegado a este punto, ya ha llegado la hora de que elijas las redes sociales para trabajar que sean más adecuadas para tu audiencia, y te permitan ofrecerle contenido de calidad o un servicio extra que pueda convertirse en el valor añadido que te haga destacar por encima de la competencia. De todos modos, ten en cuenta que el proceso para ‘arrastrar’ a tus clientes potenciales a tu marca debe ser gradual. Convertirlos de simples usuarios de Internet a clientes  y fans de la marca implica que pasen por diversos leads de engagement.

Además, la fase de decisión de compra, por la que todos pasamos en un momento u otro, puede implicar el paso de días o semanas. Por lo tanto, necesitamos ofrecer a los posibles compradores una comunicación personalizada, que le permita tomar la decisión adecuada de compra.

Por supuesto, el uso de los social media no puede restringirse hasta únicamente el momento de la compra. También puedes, y debes, usar tu presencia en las redes para retener a tus clientes, poniendo en marcha una estrategia de fidelización que consiga convertir su experiencia de compra y de relación con tu marca en algo positivo que desee repetir.

Comparte en redes sociales